Banner Bush

Todo lo que siempre quiso saber sobre las moscas y nunca se atrevió a preguntar Urinarios limpios gracias a las moscas ¿Se dedica a la publicidad? ¡Contrate a una mosca! En Asturias hay muchos moscones Dalí y las moscas vestidas por Balenciaga ¿Es Tokio una ciudad sin moscas? Las moscas y la generación espontánea Moscas en el cielo La seta asesinamoscas ¡Cuidado: Esa mosca puede ser espía! ¿Navegan moscas por el Sena? Moscas que dan sueño Gafas de ojos de mosca, gafas de ojos de abeja Papas con moscas Casu marzu (moscas y quesos) Origami (moscas de papel)

free counters

La mosca Charles Chaplin, la mosca Bill Gates y la mosca Beyoncé ¿Quién puede más, una mosca o un elefante? La flor natural más grande del mundo vive gracias a las moscas Doctor, veo moscas que no existen Moscas de 50 kilogramos Las moscas ayudaban a Lance Armstrong a ganar los Tours de Francia Cabeza de mosca Pie de mosca El hombre que pintaba moscas en los relojes Cuadros llenos de moscas Calavera de diamantes, calavera de moscas Nevadas, viento y moscas antropófagas ¿Por qué los leones se suben a los árboles? ¿Por qué las cebras tienen rayas? Aceptamos mosca como animal de compañía ¿Existiría el hojaldre sin las moscas?


¿Por qué las cebras tienen rayas ?

Por qué las cebras desarrollaron sus tradicionales rayas negras y blancas ha sido objeto de debate durante décadas entre los científicos. Ahora un equipo de científicos suecos y húngaros (Universidad de Lund en Suecia y Universidad de Eötvös en Hungría) parece haber resuelto el misterio descubriendo que la piel rayada de las cebras surgió como mecanismo de defensa contra los tábanos o moscas hematófagas, insectos cuyas hembras se alimentan de la sangre de los mamíferos y las aves

El estudio, publicado en 2012 en la revista científica británica Journal of Experimental Biology, recibió fondos del proyecto TABANOID («Trampa para un control innovador de los tábanos en espacios abiertos») de la Unión Europea, y explica que las rayas resultan "poco atractivas" para los tábanos, o moscas de caballos por la forma en que reflejan la luz.

Cebras en el SerenguetiLa profesora Susanne Åkesson, de la Universidad de Lund (Suecia), y el resto de colegas miembros del equipo internacional de investigadores realizaron un experimento en una cuadra hípica infestada de tábanos en Budapest en la que colocaron diversas pizarras con liga. Una de las pizarras era blanca; otra, negra, y sobre la tercera se habían pintado franjas de ambos colores y distintas dimensiones. Tras un cierto tiempo, observaron cuántas moscas habían sido presa de la liga o pegamento en cada una de las pizarras, y comprobaron que la pizarra decorada con el patrón de la cebra era, de lejos, el que menos insectos atrajo.

Para probar la reacción de los tábanos a un objeto más realista, en tercera dimensión, el equipo cambió los tableros por cuatro modelos de caballo (ver fotografía superior) también untados con liga: marrón, negro, blanco, y rayado como las cebras.

Nuevamente tras el momento de la recolección se vio que el modelo cebra atrajo a la menor cantidad de moscas.

Tras este hallazgo, el equipo se centró en investigar qué tipo de luz reflejaba cada tipo de piel, y llegaron a la siguiente conclusión científica: los caballos de piel oscura producen luz polarizada horizontalmente, un efecto muy atractivo para las moscas. La luz rebota sobre la piel de los caballos oscuros y viaja en forma de ondas hasta los ojos de un tábano en un plano horizontal de forma sinuosa, similar a como se desplaza una serpiente por el suelo.

Muchos insectos se sienten atraídos por la luz polarizada horizontalmente, ya que es un signo revelador de agua (la luz reflejada por el agua es polarizada horizontalmente); los tábanos se desarrollan en el agua o el barro, y así se sienten atraídos por charcos de agua donde pueden aparearse y depositar sus huevos. Por el contrario, las franjas oscuras y claras de las cebras reflejan diferentes polarizaciones de luz, y el hecho de que estén dispuestas verticalmente, podrían inhibir a los insectos acuáticos —tábanos y mosquitos entre ellos— en busca de señales, lo que explicaría su efecto repelente

Sin embargo, en el caso de los caballos blancos, los científicos obtuvieron luz no polarizada, que se propaga a lo largo de cualquier tipo de plano, lo que la convierte en mucho menos atractiva para las moscas que, como resultado, molestan menos.

Así pues, estos équidos rayados estarían menos preocupados por los tábanos que cualquier otro porque su coloración disruptiva alteraría el sistema visual de las parásitas moscas chupadoras de sangre.Cebras en el Serengueti

Otros aspectos curiosos sobre las rayas de las cebras:

 

El nombre de la cebra

El nombre zevra deriva del nombre del "zebro" o "encebro" (Equus hydruntinus), una especie de asno salvaje, o quizás caballo salvaje similar al tarpán, de cuartos traseros rayados que habitó la Península Ibérica por lo menos hasta bastante avanzada la Edad Media. Cuando los portugueses empezaron a explorar el litoral africano y llegaron al Cabo de Buena Esperanza, a finales del siglo XV, encontraron unos equinos rayados que, por su forma y medida, les resultaron notablemente similares a las hembras de los zebros, por lo cual les dieron el nombre de zevras.

Comportamiento

De día las cebras duermen de pie, igual que los caballos, y sólo duermen cuando tienen otros animales alrededor que las avisen de la presencia de predadores. De noche, en cambio, a menudo se tumban en tierra. Cuando reposan, igual que cuando se acicalan las unas a las otras, las cebras se ponen la una junto a la otra, pero al revés (es decir, cada cebra tiene su cabeza hacia el lado trasero de la otra cebra). Esto tiene varias ventajas: por un lado, permite que la cola de una cebra pueda espantar las moscas de la cara de la otra; por otro lado, ofrece a los animales un ángulo de visión de 360º [la fotografía superior, tomada en junio de 2011 en el Serengueti (Tanzania), es de Juan Ledo)].

Sobre la dificultad de domesticar a las cebras, J. Diamond dice en su libro "Armas, gérmenes y acero" (capítulo 9: “Cebras y matrimonios infelices") lo siguiente:

“… Los intentos de domesticación llegaron al extremo de engancharlas a carros: fueron probadas como animales de tiro en Sudáfrica en el siglo XIX, el excéntrico lord Water Rothschild desfiló por las calles de Londres en un carruaje tirado por cebras. Lamentablemente, las cebras se vuelven terriblemente peligrosas a medida que envejecen. [...] La cebra tiene el desagradable hábito de morder a una persona y no soltarla. En EEUU, las cebras hieren a más cuidadores de zoológicos cada año que los propios tigres. Las cebras también resultan prácticamente imposibles de enlazar con una cuerda —incluso para vaqueros que ganan campeonatos de rodeos capturando con sus lazos a caballos—, debido a su habilidad a toda prueba para observar el extremo de la cuerda volando hacia ellas para, a continuación, agachar la cabeza y esquivarla. De ahí que rara vez (acaso ninguna) haya sido posible ensillar o montar una cebra, por lo que el entusiasmo de los sudafricanos por su domesticación desapareció”

 

 
gif mosca

2010-2013 Juan Ledo
mosca@sinek.es