Banner Bush

Todo lo que siempre quiso saber sobre las moscas y nunca se atrevió a preguntar Urinarios limpios gracias a las moscas ¿Se dedica a la publicidad? ¡Contrate a una mosca! En Asturias hay muchos moscones Dalí y las moscas vestidas por Balenciaga ¿Es Tokio una ciudad sin moscas? Las moscas y la generación espontánea Moscas en el cielo La seta asesinamoscas ¡Cuidado: Esa mosca puede ser espía! ¿Navegan moscas por el Sena? Moscas que dan sueño Gafas de ojos de mosca, gafas de ojos de abeja Papas con moscas Casu marzu (moscas y quesos) Origami (moscas de papel)

free counters

La mosca Charles Chaplin, la mosca Bill Gates y la mosca Beyoncé ¿Quién puede más, una mosca o un elefante? La flor natural más grande del mundo vive gracias a las moscas Doctor, veo moscas que no existen Moscas de 50 kilogramos Las moscas ayudaban a Lance Armstrong a ganar los Tours de Francia Cabeza de mosca Pie de mosca El hombre que pintaba moscas en los relojes Cuadros llenos de moscas Calavera de diamantes, calavera de moscas Nevadas, viento y moscas antropófagas ¿Por qué los leones se suben a los árboles? ¿Por qué las cebras tienen rayas? Aceptamos mosca como animal de compañía ¿Existiría el hojaldre sin las moscas?


Nevadas, viento y moscas antropófagas

(La Ophelia de Millais)

La Hermandad Prerrafaelita (Pre-Raphaelite Brotherhood) fue una asociación de pintores, poetas y críticos ingleses, fundada en 1848 en Londres por John Everett Millais (1829-1896), Dante Gabriel Rossetti (1828-1882) y William Holman Hunt (1827-1910). La Hermandad duró como grupo constituido apenas un lustro, pero su influencia se dejó sentir en la pintura inglesa hasta entrado el siglo XX.

Los prerrafaelitas rechazaban el arte académico predominante en la Inglaterra del siglo XIX, centrando sus críticas en Sir Joshua Reynolds (1723 - 1792), fundador de la Royal Academy of Arts. Desde su punOpheliato de vista, la pintura académica imperante no hacía sino perpetuar el manierismo de la pintura italiana posterior a Rafael (1483-1520) y Miguel Ángel (1475 – 1564), con composiciones elegantes pero vacuas y carentes de sinceridad. Por esa razón, ellos propugnaban avanzar artísticamente recurriendo a una estética regresiva —valga el oxímoron— basada en los modelos de hacer pictóricos anteriores a Rafael —de ahí el nombre del grupo—, especialmente en los de los primitivos italianos y flamencos, del Quattrocento, e incluso del Trecento, con su minucioso detallismo y su luminoso colorido.

La temática es variada, pero los asuntos medievales son de especial predilección para la mayoría de los prerrafaelitas (no sólo por los tres fundadores que antes mencionamos, sino por todos los que posteriormente se unieron al grupo o simpatizaron con él). También se recurre a mitos y leyendas todavía más antiguas e incluso, como en el caso del pintor Lawrence Alma-Tadema (1836 — 1912), a pasajes de la época clásica de Grecia y Roma.

Y en cuanto a la influencia de artistas más cercanos a su tiempo, cabe destacar la inspiración de la obra románticas de Heinrich Füssli (1741 – 1825) y, sobre todo, de William Blake (1757 – 1827), cuyas visionarias pinturas e ilustraciones de sus libros de poesía influyeron notablemente en algunos cuadros de Rossetti, por su simbolismo y lo fantasmagórico de los protagonistas de los cuadros.

Los objetivos dela Hermandad se resumían en cuatro declaraciones:

Estos principios no tenían un carácter dogmático, ya que los prerrafaelitas, bajo la influencia del Romanticismo, creían en la libertad personal de los artistas para escoger sus propias ideas y técnicas pictóricas, y pensaban que la libertad y la responsabilidad en el mundo del arteeran conceptos inseparables.

La figura más destacada no sólodel prerrafaelismo, sino de toda la pintura inglesa de mediados del siglo XIX parece ser John Everett Millais, nacido en Southhampton el 8 de junio de 1829 y fallecido en Londres el 13 de agosto de 1896. Fue considerado un niño prodigio por su habilidad artística. Era esencialmente un gran artesano y nunca se consideró un intelectual. Fue desde joven atlético, un hombre al que le gustaba el aire libre y adicto a la caza, el tiro y la pesca. Inspiraba lealtad y afecto entre sus amigos y era un hombre sociable y popular. Alcanzó además gran éxito como ilustrador de libros. Pero se dice que unavez casado su estilo comenzó a cambiar, convirtiéndolo en algo más comercial.

Luego de muerto Sir George Ried, quien era el presidente de la Real Academia Escocesa de Arte, dijo que Millais "fue uno de los hombres más amables, nobles, hermosos y loables que alguna vez conocí o espero conocer".

Tal vez el cuadro suyo más famoso sea el que podemos ver en la figura: su Ophelia.

Ophelia es un personaje de William Shakespeare (1564-1616), concretamente de su Hamlet, otra de sus obras en las que, al modo de los trágicos griegos antiguos, los personajes humanos que la habitan tienen deseos que no pueden ser satisfechos porque el Destino es más fuerte que ellos y los golpea con determinación y sin piedad. Hamlet es de 1601, ¡buena forma de comenzar artísticamente el siglo XVII!. Para los que no conozcan la trama o no la recuerden, la resumiremos muy concisamente: El rey Hamlet de Dinamarca es asesinado por su hermano Claudio quien, tras el vil magnicidio, no sólo ocupa el trono, sino que además casa con Gertrudis, la reina viuda. El príncipe Hamlet (Hamlet hijo) se entera de lo ocurrido de forma fantasmal, puesto que el espíritu de su padre se le aparece y le informa que Claudio lo asesinó vertiendo veneno en su oído mientras dormía. El hijo decide entonces vengar la muerte de su padre (hasta aquí casi un calco del Orestes de Esquilo). Para no extendernos demasiado, digamos que el príncipe Hamlet tenía una novia llamada Ophelia [en la foto de abajo, una jovencísima Judi Dench (n.1934) en el papel de la Ophelia del Hamlet de Shakespeare, el 15 de septiembre de 1957, en el mítico Old Vic de Londres], que termina rompiendo la relación debido a las presiones de su hermano Laertes y de su padre Polonio. Hamlet mata a Polonio accidentalmente y ya tenemos a otro hijo (Laertes) queriendo vengar la muerte de su padre. Sin comerlo ni beberlo, Ophelia se encuentra con que su exnovio Hamlet ha matado a su padre Polonio y su hermano Laertes quiere matar a su exnovio Hamlet.

La pobre muchacha aparecerá ahogada en un río, pero la cuestión, que no es baladí, es si ese deceso se ha producido de forma voluntaria o no, pues Shakespeare no quiere que el hecho luctuoso ocurra en escena. El caso es que Gertrudis (¿nos acordamos todavía de que era la Reina de Dinamarca, esposa de Hamlet padre primero y luego casada con el regicida Claudio?) lo presenta como un accidente, pues anuncia que la joven ha caído involuntariamente al río y que, en su desvarío, se ha dejado llevar: "HayJudi Dench un sauce que crece y se tuerce sobre un arroyo, en el espejo de cuyas ondas muestra sus hojas grises; hasta ahí llegó ella, adornada con fantásticas guirnaldas de ranúnculos, ortigas, margaritas y esas largas púrpuras a las que los pícaros pastores dan un nombre más grosero, pero nuestras castas doncellas les dicen dedos de muerto. Ahí, al trepar ella sobre las ramas salientes para colgar sus coronas de hierbas, una ramita frágil se rompió; entonces sus trofeos silvestres y ella misma cayeron al arroyo lacrimoso. Sus ropas se extendieron en torno a ella, y, como a una sirena, la llevaron flotando; entretanto ella iba cantando fragmentos de canciones antiguas, como si fuera incapaz de hacerse daño, o como una criatura nacida y crecida en aquel elemento: pero no pasó mucho antes que sus vestidos, pesados de tan embebidos en agua, arrastraran a la pobre infeliz desde su melodioso yacer a la barrosa muerte" (Acto IV, escena 7). Pero por otro lado, cuando se le tenga que dar entierro, vemos (ya estamos en el Acto V) que LOS SEPULTUREROS PROTESTAN POR TENER QUE ENTERRAR A UNA SUICIDA EN UN CAMPO SANTO: “¿Y es la que ha de sepultarse en tierra sagrada, la que deliberadamente ha conspirado contra su propia salvación?”.

Todo esto parece un buen motivo para hacer un cuadro, ¿no?. El John Everett Millais de tan solo 22 años, así lo pensó y se puso manos a la obra, nunca mejor dicho. El resultado puede contemplarse en la Tate de Londres (en la vieja, en la de Pimlico, no en la Modern), y se recomienda a todo el mundo que pase por allí. Los pasos de su creación los conocemos bastante bien gracias a unos escritos que tenemos que agradecer al artista, naturalista, jardinero y escritor de viajes John Guille Millais (24 marzo de 1865 – 24 marzo de 1931), conocido como Johnny Millais y séptimo hijo de John Everett. Johnny, escribió en 1899 Vida y cartas de John Everett Millais. Los dos volúmenes (en primero de los cuales vale para comprender el proceso de creación de la Ophelia) contienen tanto cartas como extractos de los diarios escritos por su padre.

La idea era pintar la vegetación por un lado (de forma aislada y al aire libre) y por otro lado, la figura femenina, que comportaría la elección de una modelo y un trabajo de estudio con ella.

Entre los meses de julio y de noviembre del año 1851, Millais y su compañero de hermandad William Holman Hunt fueron a trabajar juntos a Ewell, cerca de Kingston, en el condado de Surrey, para pintar fondos de paisajes. Entre ambos sumaron más de mil quinientas horas de trabajo al aire libre para ejecutar la vegetación de Ophelia y la de El Pastor veleidoso respectivamente.

página siguiente

 

 
gif mosca

2010-2013 Juan Ledo
mosca@sinek.es